Una Bruja y sus dos Sapitos: A su salud, señora Presidente

8 oct. 2013

A su salud, señora Presidente

Fuente: tn.com.ar
Conmoción nacional, mundial, por la salud de la presidente. Incertidumbre, especulaciones. Gente que desea que se cure rápido, que es te bien, que ora por ella. Gente que desea el peor de los desenlaces, que bromea diciendo que su marido se la lleve.

Hace unos días que en este país no se habla de otra cosa, que no se escucha de otra cosa, que no se lee de otra cosa. Para los noticieros parece no haber más noticias que la salud de la presidenta. No hay robos, no hay asesinatos, no hay accidentes de tránsito. Los programas políticos y hasta de los chimentos de la farándula hablan de eso. Y hasta cuando querés evitar volver algo referente al tema y te metes de Facebook o Twitter, están hablando de eso. Has el hastag #FuerzaCristina ocupa uno de los primeros puestos en los TT desde ayer.

"La salud de la presidente es cuestión de estado", sentencian algunos periodistas. Otros, opositores, critican por la falta de información oficial, que lleva a especulaciones de todo tipo. Desde que todo no es más que una pantomima, de cara a las elecciones de fin de mes, hasta que está más grave de lo que quieren afirmar.

Desde este punto de vista, ¿qué pensar? Es cierto que, más allá de ser la señora presidente de la Nación, es una persona. Una persona que tiene derecho a guardar reserva sobre su vida privada y sobre su salud. Que tiene derecho a decir lo que le está pasando, así como tiene derecho a no decir absolutamente nada. Y nadie la puede juzgar. Sólo imaginate que sentirías si todo el país estuviera hablando de tu salud, o de las tantas colonosocpías que te hicieron. Cero privacidad, sin dudas. Peor aun si la mitad del país estuviera esperando que estires la pata, mientras la otra mitad estuviera orando para que eso no suceda...

Por el otro lado esta el hecho de que, no se trata de una persona común, es la presidente de la Nación. De quien depende nuestro futuro, quien toma las decisiones, para bien o para mal, te guste o no te guste, estés o no de acuerdo. Y si, la salud de la presidente es cuestión de estado. El pueblo tiene derecho a saber. A saber por cuanto tiempo estaremos acéfalos o, lo que es lo mismo, en las manos de un vicepresidente de dudosa moral y de dudosas capacidad de estar al mando de 40 millones de personas. Derecho a saber si serán 30 días de reposo, como se dijo inicialmente, o será más tiempo. Derecho a saber que tan grave es la situación. Derecho a saber, más allá de si sea una operación de cerebro o de si sólo se opere el dedo chiquito del pie.

Porque, si algo nos gusta a los argentinos, es especular. Y porque de repente surgen miles de versiones, versiones de todo tipo, impulsadas muchas veces por los medios de comunicación que suelen hacer hasta lo imposible por contar una primicia, por tener un punto más de rating. ¿Y por qué surgen tantas versiones? ¿Por qué hay tantas especulaciones? ¿Por qué muchos llegaron, incluso, a dudar de que la presidente realmente tenga problemas de salud? Todo es por culpa de ese hermetismo con el que siempre se mueve la presidente y su entorno.

Porque, en un primer momento la internación había sido por un chequeo de rutina. Porque el chequeo de rutina rápidamente pasó a ser una visita a la guardia por una arritmia y una jaqueca. Porque nadie informó nunca de la caída de hace casi un mes que, al parecer, fue bastante grosa, tanto que hasta la tuvo en reposo unos días y canceló toda su agenda. Pero claro, hasta ahora nadie sabía nada de esto. Porque el reposo de 30 días, de una día para el otro pasó a ser una inminente operación. Una operación programada de un día para el otro, lo que puede dar lugar a pensar que es más grave de lo que se dice...

Ahora, yo me pregunto... ¿no hubiera sido más fácil decir las cosas como son desde un principio? Así se evitarían muchas versiones... falsas versiones. Y tal vez, lo que está pasando no es para nada grave y estamos haciendo una bola de nieve de la nada.

Cómo sea, creo que, ante todo, respeto. Respeto por la señora presidente, respeto por su salud, respeto por este momento. No, no soy K, para nada. Todo lo contrario. Pero no me va eso de hacer bromas con la salud de la gente, por más de que me caído de la patada. Y no me va eso de desearle la muerte a nadie. Si, la quiero fuera, pero dentro de dos años, por el voto popular, como corresponde en una democracia.

Y en este momento, los mejores deseos... Y que se mejore pronto, señora presidente...

Una Bruja y sus dos Sapitos, Actualizado en: 14:45
Escrito por: Vanesa Villarreal


:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!

3 comentarios:

  1. Muy de acuerdo contigo. Si la salud de la presidenta es cuestión de Estado, también lo es el derecho de los ciudadanos a saber qué pasa.

    Esta situación se parece mucho a lo que tenemos por España y la salud del Rey, de un día para otro, caída tras caída, entre medias matar algún que otro elefante, y operaciones de cadera...pero nadie habla de abdicar, excepto los especuladores de los medios...

    En fin, la muerte no la deseo a nadie, pero a algunos politicuchos españoles si les daba yo alguna que otra enfermedad "anticorrupción".

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Una reflexión muy buena, tendemos a mezclar unas cosas con otras y al final casi deseamos que la gente se ponga mala para quitárnosla de encima. Aquí en España pasa con todo: hermetismo y opacidad a partes iguales. Esto genera un estado de incomprensión por parte de todos que se solucionaría si fueran más claros. Estamos de acuerdo en que tienen derecho a su privacidad pero cuando uno ostenta un cargo de esa índole, parte de esa privacidad se esfuma y pasa a ser del ámbito público, Y si no le gusta, que lo deje. Yo también le deseo una pronta recuperación a esta señora y que dentro de dos años no la vote ni el Papa. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes razón con lo que dices, aquí en México la mayoría odiamos al presidente. Y esperemos que abandone pronto porque el país se le esta yendo de las manos. Pero son cosas que uno no puede cambiar.
    Saludos amiga

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...