Una Bruja y sus dos Sapitos: Cars, Cars y más Cars.

5 oct. 2013

Cars, Cars y más Cars.

Recuerdo aquellos tiempos en los que solía vestir a mi hijo a gusto y piachere. Jeans, camisas, chombas, ropa a la moda. Elegía los colores que mejor le quedaban, combinaba su ropa, evitaba la ropa vieja cuando tenía que salir, lo dejaba bien príncipe.

Pero los chicos crecen. Y, así como aprenden a caminar, hablar, usar el baño, aprenden a elegir, exponer sus gustos, hacer un berrinche cuando intentas ponerle algo que no le gusta.
Y, claro, es niño... Y ¿qué puede llegar a gustarle a los niños?

Hace algo así como 6 meses, quizás más, que el sólo escuchar la palabra Cars, ya me saca de quicio. Y todo empezó cuando decidí comprarle la película de Cars en DVD.
Y es que no es solo haber visto cada una de las dos pelis unas 564 veces, no. Es escuchar el nombre McQueen las 24 horas del día (si, aun dormido). Escucharlo nombrar a sus juguetes como Rayo, Checks y el Rey. Es coleccionar autitos de cars de TODOS los personajes, desde McQueen hasta ese autito que aparece durante dos minutos en la primer película y del cual ni su nombre recuerdo.


Pero, no sólo de juegos y juguetes se trata. Claro, todo lo que es popular entre los chicos no puede perderse de tener un estupendo merchandising. Y así es como, en cualquier rincón de mi casa me puedo llegar a encontrar con algo de Cars. Remeras, buzos, pantalones, guantes, gorros, tazas, cuadernos, stickers... Todo lo que tenga el dibujo del rayo McQueen ha de parar en mi casa.

Mi hijo ya elige su vestuario, y es por eso que pasó el último fin de semana con el mismo short sólo porque tiene un dibujo de Cars en una de sus piernas. Y es el único de Cars que tiene. Si, un short con 13 grados de promedio. Afortunadamente pude convencerlo de que no podía salir a la calle con eso.

Francamente, estoy hasta la coronilla de Cars. Pero estoy empezando a resignarme. Y en lugar de buscar ropa que me guste a mi, estoy empezando a dedicarme a engrosar la lista de cosas de Cars que tiene... Si, he comprado más remeras de Cars. Fue algo que decidí casi a fuerza puesto que las únicas dos remeras que tenía hasta el momento están a punto de pasar a mejor vida. Y como cada mañana es una lucha para tratar de evitar que vaya al jardín con una remera que más bien esta para trapo... Pues, a darle mas remeras que le gusten. Ahora me toca buscar algún pantalón.

Y, para que negarlo, es que cuando quiero lograr que se ponga algo que de ninguna manera se pondría, la forma de convencerlo es por medio de Cars. Hace unos días en su jardín hacían un
desfile de sombreros. ¿Sombreros? ¿Cómo lograr que se ponga un sombrero? ¡Si! ¡Acertaste! Mira nada más lo que tuve que inventarme.

Bueno, la imagen no es muy buena...
Es que la saque con el celular y la luz de fondo no me favorecía

Hasta ya podemos decir oficialmente que el próximo cumpleaños será de Cars.
Ahora estamos negociando redecorar su cuarto para que, de una vez, abandone el colecho. Vamos a ver que sale de esto...


Y... Si no puedes con ellos, únetele.


Este post participa en la Fiesta de Blogs de Blanche´s Blog


Una Bruja y sus dos Sapitos, Actualizado en: 19:59
Escrito por: Vanesa Villarreal


:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!

3 comentarios:

  1. Hola Vanesa! Ante todo, bienvenida a la Fiesta de Blogs. Díficil llevarle la contraria a un niño y más cuando le da por tener un personaje favorito como Cars en tu caso. En fin, piensa que será solo una etapa así que cuando pongas la habitación, si pones algo de Cars que sea de quita y pon con facilidad. Seguro que dentro de nada le da por otra cosa. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Ufff... esto me suena Y MUCHO!! yo también habré visto cada película 400 veces, me sé los diálogos y todo! pero no tiene tanta fijación con el resto del "merchandising", solo tiene un par de coches, peluche de Mate y una gorra de McQueen... por suerte entiende que no hay dinerito para comprarle tooodo lo que él quisiera.
    Y últimamente, le está dando más por "Aviones", de momento tiene una mochila y un neceser pero para él ahora todo vuela! sus coches, muñecos, todo! jajajajajajaja
    Beso y ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Jooo, pero yo creo que lo de las modas de los juguetitos también pasaba en nuestra niñez, sólo que ahora se sufre de otra manera, jeje! Y de verdad, yo tendría que hacerme un curso o algo así para ponerme al día de la barbaridad de variedad de juegos, muñecos, coches y bichos que revolucionan a los peques!!
    Un beso, Silvia.

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...