Una Bruja y sus dos Sapitos: 100% Argento: Carnes argentinas

28 ene. 2014

100% Argento: Carnes argentinas

Creo que hay pocas cosas que nos guste más a los argentinos que el buen comer. Sobre todo, comer carne. Asimismo, hay pocas tradiciones que se respeten tanto como el asado del domingo. O del lunes, del martes, o cualquier día de la semana, porque, seamos sinceros, cualquier día es un buen día para hacer un asado.




Pero, claro, el domingo al mediodía es la oportunidad perfecta para reunir a toda la familia y hacer un asadito completo, sin prisas, como debe ser, con toda la paciencia del mundo para que quede "para chuparse los dedos". Y cuando digo completo, es completo, con chorizos, morcillas, chinchulines y todo incluido. Y que no falte el chimichurri, ¡por favor!

El asado es de las tradiciones más típicas, como el mate y el dulce de le leche. Y como ambas, viene de antaño y tiene mucha historia. La tradición del asado la heredamos de los gauchos que habitaban nuestras pampas, allá por el 1700 o 1800. Ellos vivían a base de carne y guisos. Carnes asadas, principalmente. Por aquellos tiempos las tierras no eran privadas y las vacas eran salvajes. Los gauchos eran nómades y vivían de las vacas que ellos mismos cazaban y faenaban. Las cocía, colocando la carne en un palo, sobre el fuego de leña.

Claro que hemos evolucionado. Aunque, hoy día, en algunos lugares se sigue asando de este modo tan rústico, la mayoría de nosotros usamos una parilla para hacer un buen asado.

Hacer un asado es todo un ritual, generalmente a cargo de los hombres de la casa. Aunque, en estos tiempos que corren, no ha de faltar alguna mujer que se le anime al fuego. Lo importante es saber como. El fuego no debe ser muy fuerte, porque sino la carne se quema por fuera y queda cruda por dentro. Por eso, la carne asada se hace a fuego lento, con paciencia, se toca lo menos posible. Algunos la salan antes de ponerla a la parrilla, otros después. Algunos usan leña para el fuego, otros sólo papel de diario. Cada uno tiene su tec, cada uno lo hace a su modo. Lo importante es que el fuego debe encenderse bastante antes de poner la carne, por eso es que hay que tener paciencia. Y mientras se espera a que el asado este listo, ¿qué mejor que una buena picada para matar el hambre?

Y, para acompañar, nada mejor que un buen vino tinto... aunque yo sigo prefiriendo mas gaseosas jejeje.

Si bien "asado" es el nombre genérico que recibe este plato típico, le debe su nombre a el corte favorito de los argentinos, el costillar de asado. Pero existen otros cortes entre los favoritos de los argentinos, como el vacío o la entraña. Y ¿por qué no? un buen pechito de cerdo, pollo a la parrilla o las típicas achuras (chinchulines, riñón, chorizo, morcilla). Otro bien típico y para comer en cualquier lado es el choripán, un sanwich de chorizo. Existen infinidad de puestos y parrillas callejeras que los venden,. Es común comerlos con chimichurri (condimento que se prepara con laurel, ajo, limón, aceite de oliva, ají molido y orégano) o salsa criolla (condimento hecho con cebolla, morrón, tomate y aceite de oliva).

El mejor asado se hace con leña, cuanto más dura, mejor, aunque claro, de ese modo se tardará más. Pero como lo he dicho antes, un buen asado se hace con paciencia. Sin embargo, en la mayoría de los hogares de hoy, se utiliza carbón.

Tan tradicional es el asado argentino que existen infinidades de parrillas (así se les llama a los restaurantes que se especializan en hacer asado) y son las más visitadas por los turistas. Cerca de mi casa hay una muy buena y reconocida, donde se hace asado de campo y hasta se come en tablitas de madera. Se llama los Talas del Entrerriano. Siempre que tengo que explicar donde vivo, funciona muy bien preguntar: "¿conocés el Entrerriano?" jeje. Y así hay muchas... muchas...

Esta foto es de la última vez que cenamos en el Entrerriano

Siempre es un buen día para un asado, no hace falta una ocasión especial, ni una excusa... ¡sólo ganas de comer a lo grande! Y bueno, también que el clima acompañe... Aunque si se goza de un quincho o algún lugar techado, ¡ni la lluvia nos para!

No sé a ustedes, pero a mi ya me dieron ganas... Mmmm, ¡creo que esta noche voy a pedir que me hagan un buen asado!


Una Bruja y sus dos Sapitos, Actualizado en: 8:34
Escrito por: Vanesa Villarreal


:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!

No hay comentarios:

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...